Una noche con ritmo de cuarteto