Descubre si tu hijo tiene un trastorno alimentario

Posibles síntomas de un trastorno alimentario

Trastornos alimentarios de nuestros pequeños, ¿en qué nos debemos fijar? Para saberlo con mayor seguridad, conozcamos la lista:

Este problema es común a niños y niñas, pero se suele manifestar más en las chicas.

  • Tendremos que observar si nuestros pequeños realizan más ejercicio que de costumbre. No olvidemos del peso que tienen los estereotipos sobre sus esquemas mentales y sobre su manera de juzgar a los demás, a las circunstancias y a sí mismo.
  • Miraremos que su ropa no se quede en exceso holgada. Como es lógico, están en pleno crecimiento, con lo que el efecto habría de ser el contrario.
  • Un punto polémico y difícil de dilucidad es si presenta cambios de ánimo constantes y muy continuos. En muchos casos puede ser parte de su personalidad o por una fase vital, pero también podría deberse a un trastorno alimentario.
  • Si no se sienta con el resto de la familia a la hora de la comida, también podría estar denotando algún tipo de cisma alimentario.
  • También es importante observar sus hábitos una vez termina de comer. Si notas constantes visitas al baño, podría ser algún tipo de trastorno como bulimia o anorexia.
  • Vigila bien tu nevera, pues podrían faltar alimentos de manera repentina.

El trastorno alimentario en tu hijo tiene solución

No significan en sí mismos que tu hijo tenga algún problema. Aun así, no es lo mismo que se manifieste solo uno de ellos o que sean varios. Tampoco es lo mismo que se manifiesten de manera recurrente, que lo hagan asociados a unas condiciones determinadas o incluso que lo hagan de manera esporádica.

Por más que los síntomas que hemos expuesto estén asociados a un trastorno alimentario, son los psicólogos los únicos que van a poder realizar un diagnóstico y pautar el tratamiento adecuado. Por otro lado, sabemos lo importante que es la imagen corporal en la sociedad actual y las exigencias que de esta consideración se derivan. Piensa que no pierdes nada si crees que puede haber algún problema por acercarte y consultar con un especialista.

Trastornos de la alimentación como la bulimia o la anorexia, por ejemplo, son realmente peligrosos. Pero más allá de crear alarma, es importante ofrecer un buen ambiente al niño para prevenir.

Fuente: tipstiempodedespertar.com

Deja un comentario