Con el aumento del dólar, prevén más turistas extranjeros

El turismo receptivo en Mendoza sería el sector más beneficiado, tanto por el visitante del exterior como nacional.

 Al fenómeno ya lo conocen y se remonta a fines de 2001 y principios de 2002. El turismo extranjero para entonces se veía favorecido por una devaluación del peso argentino que alentaba la llegada de extranjeros. Era uno de los únicos sectores que podían aprovechar la coyuntura económica. Ahora, entienden que ocurriría igual y que, ante ese panorama, Mendoza corre con ventaja por la conectividad aérea, la promoción del destino como marca y la variedad en su oferta. La incertidumbre radica, a mediano plazo, en el traslado a los costos volviendo a Mendoza, nuevamente, un destino “caro”.
En lo inmediato, el aumento de extranjeros haciendo turismo en Mendoza viene de la mano de los mercados Chile y Brasil, y la tendencia se mantendría los próximos meses. Desde septiembre hasta fin de año, al menos, dicen que el impacto será notorio con el aumento de la llegada de europeos y norteamericanos, y apuestan al flujo proveniente de Perú que empieza a vender la provincia como destino. También las expectativas están en el turismo nacional, que aún no se traduce en reservas, pero sí en consultas.
“El turismo extranjero venía creciendo igual, pero la suba del dólar potencia la capacidad de venta del destino. Veníamos sembrando y ahora la cosecha de Mendoza puede ser mucho más temprana que otro destino turístico. La diferencia con 2001 es que estamos favorecidos por mayor conectividad aérea y porque ya es reconocida como producto turístico”, señaló Gabriela Testa, al frente del Ente Mendoza Turismo (Emetur), reafirmando la lectura a nivel nacional de que el turismo se ve favorecido ante la suba del dólar.
“Que no baje de $27 en principio nos convierte en competitivos frente al turismo extranjero. Todo aquel que tenía interés en viajar y no lo hacía porque Argentina le resultaba más cara, hoy tiene esa posibilidad. Las expectativas son favorables por una cuestión matemática. El consumidor de turismo ya maduro aprovecha cuando el destino está accesible o está en oferta”, amplió la funcionaria, agregando que otro de los coletazos de la economía es que habrá mayor movimiento de turismo interno, porque al argentino le va a costar más viajar al exterior.
El mismo panorama ven desde el sector privado. “Este sería un buen augurio para el turismo receptivo. Vamos a tener muchos más chilenos hasta para compras. Hace unas semanas les está conviniendo. Es un poco prematuro saber bien el impacto, pero lo vamos a notar hacia setiembre. Ahora se sumarían turistas pero no suman mucho en números como dentro de dos meses”, comentó Pablo García, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Mendoza (Amavyt).
Este referente también coincidió con la opinión del sector público asegurando que habrá muchos más argentinos recorriendo la provincia, porque el que va a perder en la cuenta sería el turismo emisivo mendocino, “que se lo verá bravo”.
La demanda del turismo que llaman “doméstico” empieza a notarse en consultas, pero no creen que se vaya a contemplar en las vacaciones de invierno. Muchos viajan ahora afuera porque ya habían pagado, pero también advierten de que habrá una suerte de retracción eventual, que será hacia fin de año.
Desde el Emetur informaron que el grueso del mercado real, considerando los turistas en territorio, proviene de Chile y Brasil. Este último ha sido el que más ha crecido, con un aumento del 63% en los últimos dos años. “Más allá de la devaluación de su moneda, seguimos siendo convenientes”, agregó Testa, que destacó que ahora también las expectativas están puestas en Perú. Esto, alentado por la conectividad diaria a través de Avianca y tras dos visitas recientes de grupos de operadores de este país que ya ofrecen paquetes vendiendo a Mendoza como producto.
La tendencia creciente en turismo receptivo, dijeron, se verá con la llegada de más europeos y americanos, destacando a Canadá porque “viene funcionando muy bien”, señalaron, y hasta apostarían al visitante chino, que es un potencial mercado.
El impacto más notorio se reflejaría desde setiembre en lo que respecta a mercados de larga distancia, gracias a la conexión aérea con Perú, Chile, Panamá y San Pablo.
Sube, todo sube…
Desde el Valle de Uco, Pablo Molinengo, director de Promoción Turística de Tunuyán, opinó: “Cambiará el panorama turístico. Deberían venir más turistas internos y chilenos, europeos y norteamericanos. Si los precios se mantienen, les va a convenir mucho visitar Mendoza”.
Que no vuelva a ser una provincia cara, pensando en el traslado a los costos, es lo que destacaron Molinengo y otros referentes. “El dólar nos beneficia siempre y cuando no suban los costos en el mismo porcentaje. Por unos meses va a impactar en mayor demanda, pero esperamos que no vuelvan a acomodarse los precios y que el turista sienta que somos caros”, detalló Federico Giménez Riili, al frente de una casa de huéspedes, bodega y restorán en Tunuyán.
Sin embargo, destacó que el flujo de extranjeros ya es mayor gracias a la conectividad, al punto de no tener baja en junio y agosto. Ven llegar muchos brasileños y chilenos. Como ejemplo, para el feriado tuvieron visitas de Brasil y Suecia, “algo impensado hace 5 años atrás”, dijo. Manejan entre 50% y 75% de ocupación, cuando antes no superaban el 30%, y pasaron de 15 visitas a la bodega a tener entre 30 y 45. Para julio, ven positivo el panorama “con más argentino”.
Con respecto a la demanda del turismo nacional, desde la Posada del Manzano, restorán y cabañas, destacaron una caída en reservas en general para julio, pero sí mucha más consulta del turista argentino.

Deja un comentario